ubla


 
 
  Quiénes Somos | Links de interés | Servicios | Evangelización | Misiones | Seminarios | Sala de Oración | Contacto | Regístrese!

 
Escribe las Reflexiones el Secretario Ejecutivo de UBLA,
Alberto Prokopchuk

Material a disposición para pastores.

LA RAIZ QUE NOS SANTIFICA, SUSTENTA Y CONFIRMA
Romanos 11:15-24

INTRODUCCIÓN:
Escuché decir: “Lo que no se ve es más importante que aquello que se ve” y se estaba refiriendo no solo a los órganos internos del cuerpo humano, como el corazón, el sistema digestivo,  los pulmones, el cerebro, etc. sino los valores espirituales de una persona, como sus pensamientos, sentimientos, intenciones y deseos, que no se perciben a simple vista, pero se los descubre en la intimidad y en el relacionamiento.  Además, lo que no se ve es más importante que aquello que se ve porque representa las fuerzas ocultas que crean una realidad, sean estas positivas o negativas. Por ejemplo, los malos recuerdos son una fuerza que puede entristecernos, deprimirnos, agobiarnos, o si son buenos recuerdos, pueden traernos tranquilidad y paz. Las fuerzas que operan en la cultura con el fatalismo de la religión hindú, que se alimenta de la reencarnación, hace que millones de personas acepten vivir en la extrema pobreza pensando que se la merecen, y que eso no debe cambiar.

                  La raíz de un árbol o una planta es más importante que sus hojas, su tronco y sus ramas, porque de la raíz depende su subsistencia. Las funciones de la raíz son (1) Anclaje y fijación de una planta o un árbol en el suelo (2) Absorción del agua y los minerales disueltos en ella (3) Algunas raíces tienen la función de acumular reservas de un año para otro para luego producir flores, frutos y semillas (4) Crean y protegen el suelo, por medio de sus moléculas y enzimas. Las raíces de algunos árboles segregan potentes ácidos orgánicos para disolver piedras calizas y liberar el calcio y otros minerales útiles. (5) Evitan la erosión del suelo.

En la Biblia encontramos varias referencias a las raíces como un ejemplo de otras realidades espirituales. 
Por ejemplo:

  1.  La Raíz puede representar  un pensamiento que produce amargura. Deuteronomio 29:18-20 “No sea que haya entre vosotros varón o mujer, o familia o tribu, cuyo corazón se aparte hoy de Jehová nuestro Dios para ir a servir a los dioses de esas naciones, no sea que haya en medio de vosotros raíz que produzca hiel y ajenjo, y suceda que al oír las palabras de esta maldición, él se bendiga en su corazón diciendo: Tendré paz, aunque ande en la dureza de mi corazón a fin de que con la embriaguez quite la sed. No querrá Jehová perdonarlo…”

El autor de los Hebreos lo reinterpreta para la iglesia diciendo “Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios, que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados. (12:15)

  1. La Raíz puede representar un sentimiento destructivo.  1 Timoteo 6:10 “La raíz de todos los males es el amor al dinero”  Porque por el dinero la gente se compra y se vende; la justicia se corrompe; el amor se desdibuja, se desatan las ambiciones y las guerras.  Muchas veces uno ve los problemas, el dolor, el sufrimiento, la maldad, la crueldad, pero no ve la raíz. Sin esa raíz cuantos males nos evitaríamos.

 

  1. La Raíz puede representar la restauración. Isaías 27:6 “Días vendrán cuando Jacob echará raíces, florecerá y echará renuevos Israel, y la faz del mundo llenará de fruto.” Oseas 14:4-6 “Yo sanaré su rebelión, los amaré de pura gracia, porque mi ira se apartó de ellos. Yo seré a Israel como rocío, él florecerá como lirio, y extenderá sus raíces como el Líbano. Se extenderán sus ramas y será su gloria como la del olivo, y perfumará como el Líbano”
  1. La Raíz puede representar a Jesucristo, el Mesías|. Isaías 11:1-2 “Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces. Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová, espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová.”  Isaías 53:2 “Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca, no hay parecer en él, ni hermosura, le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos.” Zacarías 6:12. “Y le hablarás, diciendo: He aquí el varón cuyo nombre es el Renuevo, el cual brotará de sus raíces, y edificará el templo de Jehová”

Apocalipsis 5:5 “He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos”.
Apocalipsis 22.16 “Yo Jesús he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias. Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana”

Grandes lecciones aprendemos de la raíz que es Cristo.

I NUESTRA SANTIDAD DEPENDE DE LA RAIZ
                  “Si la raíz es santa, también lo son las ramas” (11:16)

                 
                  Si nosotros representamos a las ramas y la raíz representa a Cristo, podemos notar que la santidad no es algo que producimos nosotros. Somos santos por estar conectados a la raíz, y no por merito propio. La santidad proviene de Cristo, y si Cristo es santo, también lo somos nosotros por estar conectados a él.

                  Somos como un artefacto eléctrico que necesita conectarse a la fuente de energía, sea de 220, 110, 12 o 6 volts. Cada uno hemos sido hechos para diferentes funciones, porque tenemos distintos dones y capacidades, pero todos por igual necesitamos conectarnos a la santidad de la raíz que es Cristo, a esta fuente de energía, para poder funcionar. La Biblia dice que “sin santidad nadie verá al Señor”, esto significa que sin santidad estaremos desconectados de él. Sin santidad nunca seremos como él, porque “seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es.”

                  Como la raíz está oculta, es interna, nadie la ve, nuestra santidad no proviene de las cosas externas que podemos hacer. Por ejemplo, de los ritos religiosos, ni de cuantas oraciones hacemos, ni de procesiones, ni del agua bendita, ni de poner la Biblia bajo la almohada, ni de los ayunos. No depende del tiempo que dediquemos a la oración o de la “fuerza” que hagamos para pedir algo. Por eso Jesús dio mayor importancia a lo que hay en el corazón, porque de la abundancia del corazón habla la boca. Si estamos llenos de Cristo, tendremos la mente de Cristo, los pensamientos de Cristo, el amor y la bondad de Cristo.

                  Por eso también Pablo llama a los cristianos “santos y amados”, o “llamados a ser santos”, como lo más natural del mundo. Esto es contrario a lo que muchos repiten una y otra vez diciendo “yo no soy ningún santo…pero”. Y lo dicen para compararse a otros y mostrar que los demás son más pecadores que él.  U otros que también no se cansan de decir que “nadie es perfecto y todos somos pecadores”. Pero ese no es el ideal cristiano, todo lo contrario, el ideal cristiano es una vida de permanente santidad y pureza que proviene, no de nosotros, sino de la raíz que es Cristo.

                  Si Cristo Jesús es nuestra raíz, si él está muy dentro de nosotros vivir en santidad no sería un problema para nosotros, simplemente porque si la raíz es santa, también lo son las ramas. Si Cristo que es la raíz es santo, también nosotros que somos ramas, somos santos.                  

II NUESTRO SUSTENTO PROCEDE DE LA RAÍZ
                  “…has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo, no te jactes contra las ramas, y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti.” (11:17-18)                 

                 
                  Sustentar significa “sostener un cuerpo a otro, defender, mantener una teoría o una opinión. Alimentar o proporcionar lo necesario para vivir.  Fundamentar una cosa”

                  En otras palabras, no somos nosotros los que sustentamos a Cristo, sino que Cristo nos sustenta a nosotros, es decir, nos defiende, alimenta, proporciona lo necesario para que vivamos, y pone fundamento a nuestra vida.

                  A este sustento Pablo la llama “la rica savia del olivo”.  La savia conduce el agua, los minerales, reguladores del crecimiento, los azúcares, carbohidratos.  

El olivo, que es también símbolo de la iglesia. El aceite del olivo fue uno de los productos más valorados de la antigüedad. Se encontraron ánforas de aceite de oliva en Egipto de más de cuatro mil años, por lo cual se cree que la producción comenzó allí, luego por los fenicios se propagó por el Mediterráneo, en Grecia, aparte de ser utilizado en las comidas,  en los Juegos Olímpicos se utilizaba para que los atletas lo usaran como ungüento, y como antiséptico en la medicina; en el imperio romano el aceite se exportó a todos los países, y se utilizaba para el alumbrado, para los ritos religiosos, en Israel para ungir a los reyes y sacerdotes.

                  Además, la relación de sustento viene por medio de varias imágenes en el Nuevo Testamento:

 (1 )La imagen de  la de la vid, donde Jesús dice de sí mismo que es “la vid verdadera” y vosotros sois los pámpanos. …sin mi nada podéis hacer.”                 

(2) El matrimonio. “sino que la sustenta y la cuida como Cristo a la iglesia”

(3) Un edificio, “yo edificaré mi iglesia” pero lo hace por medio de la iglesia. “hágase todo para edificación” diría el apóstol Pablo.

Por todo lo que hacemos para nuestro Señor: con la predicación, la enseñanza, la evangelización, el cuidado de los niños o los ancianos, por nuestras oraciones, alabanza y adoración, por nuestro servicio desinteresado a los pobres o los necesitados, podemos llegar a pensar que sustentamos al Señor. Incluso que Dios nos debe algo después de todo lo que hicimos, pero aquí claramente nos dice “sabe que tu no sustentas a la raíz, sino la raíz a ti”. Porque sin ese sustento, nada de lo que haces podrías haber hecho.

Un olivo, cuando crece puede llegar a tener hasta 15 metros de altura, y puede dar las mejores aceitunas, entre las que se cultivan está la Picual, Manzanilla Villalonga, Cornicabra, Manzanilla Fina, Alberquina (mas pequeña y sirve para aceite), Blanqueta, Farga, Empeltre, Sevillanas. En el norte de Argentina se cultiva la aceituna Arauco y la Criolla Peruana. En Grecia se conoce la variedad Koroneike. En Israel está la variedad Barnea que se usa para el aceite.

Pero no tendríamos ni una sola aceituna de ninguna especie sin las raíces del olivo. Del mismo modo, sin Cristo quedaríamos totalmente vacíos de frutos, de obras e incluso de la vida.

III NUESTRA PERMANENCIA SE AFIRMA EN LA RAIZ
                  “Pues las ramas, dirás, fueron desgajadas para que yo fuese injertado. Bien; por su incredulidad fueron desgajadas, pero tú por la fe estás en pie. No te ensoberbezcas, sino teme. Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará” (11:19-21)

                  Podemos notar de cuánto dependemos de la fe para nuestra permanencia. “por su incredulidad fueron desgajadas, pero tú por la fe estás en pie”.

                  El apóstol Pablo cuando habla de las ramas del olivo desgajadas se refiere a Israel, que fue arrancado de las promesas de Dios por causa de su incredulidad. Pero también puede referirse a cualquier persona que cayó por no creer o confiar en el Señor. Tal vez entró primero una raíz de amargura que lo contaminó, o el amor al dinero, o prestó oídos a otras voces, y no quiso saber más del Señor.  Como la única forma de estar en pie en la vida cristiana es creyendo a pesar de todo lo que nos pasa, a pesar de las pruebas o sufrimientos, si dejamos nuestra confianza en Dios, podremos ser desgajados como Israel. “Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, a ti tampoco te perdonará”

                  Uno de mis mayores conflictos en mi adolescencia con la fe, tenía que ver con la permanencia de los creyentes. Los veía por un momento tan dedicados y fieles y luego se apartaban del camino del Señor. Esta tremenda barrera tuve que superar para recibir a Cristo, y luego para bautizarme.

                  La segunda barrera tuvo que ver con mi llamamiento al servicio completo al Señor. En este caso, no estaba mirando a los demás, sino a mí mismo, pensando que podía fallarle al Señor en algún momento de mi vida.

                  Pero el Señor también trató con esta barrera al decirme “¿acaso no se tu futuro? Si te llamo, yo te sostendré, te guardaré hasta el fin”. Y la fe en la palabra del Señor me sostuvo por todos estos años. Cada tanto, le recordaba al Señor en oración “me lo prometiste”.

CONCLUSION
La raíz que es Cristo nos santifica, nos sustenta de diversas formas,  y nos afirma, para que sigamos de pie. ¿Cómo no darle toda la gloria, el honor, la alabanza a Cristo? Porque por medio de él, por él y para él son todas las cosas.
Por eso las palabras de Pablo “examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe” cobra su verdadero valor y significado, teniendo una gran importancia.  Porque podríamos haber hecho muchas cosas para Dios pero si no estamos conectados a la raíz, todo resulta vacío e incoherente.
Si descubrimos, en nuestro examen que no estamos en la fe. Las puertas de la salvación están abiertas porque en ellas está escrito “por gracia sois salvos mediante la fe, y esto no de vosotros mismos, porque es don de Dios”.


 
ARCHIVO DE REFLEXIONES
Recopilamos las reflexiones anteriores para su utilización y lectura. Clickee sobre el título para obtener material.

• Profesías y Profetas
1Tesalonicenses 5:19-22

• Necesidades de Nuestra América Latina

• Decisiones Claves

Deuteronomio 30:8-16
• "Y le preguntó si veía algo"
(Marcos 8:23)

• "Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo; más en la multitud de consejos, se afirmarán" Proverbios 15:22

• ¿Quién sabe si para esta hora
has llegado...?

• Todo el Consejo de Dios para
América Latina

• Aprendiendo a Pensar Bien

Texto Bíblico: Filipenses 4:8-9

• Jesús
Texto bíblico: 1a. Corintios 3:9-11

• Cómo afirmar el Amor
3 Juan

• Jesús y la tentación
Texto Bíblico: Lucas 22:31-32 - Hebreos 7:22-25 - Mateo 4:1-11

• El poder del Perdón
Texto Bíblico: Mateo 18:23~35

• Jesucristo: El Justo
Texto bíblico: Hechos 3:14; Hechos 7:52; Hechos 22:14

• Agradando a Dios
Texto Bíblico: 1a. Tesalonicenses 4;1

• Formados por medio de la Palabra
Texto Bíblico: la. Timoteo 4;6-14

• Cómo vencer a los gigantes
Texto bíblico: 1a. Samuel 17; 23~50

• La Terapia de Dios
Texto bíblico: Filipenses 4:4-7

• La Batalla del Alma
Texto B1blico: 1a. Pedro 2;11-25.

• Libertad del Poder del Siglo
Texto Bíblico: Gálatas 1:3-5

• Medicina Espiritual
Texto Bíblico: Filipenses 1:3-11

• ¿Cómo orar por la Iglesia?
por Alberto Prokopchuck

• El Matrimonio Honroso
Hebreos 13:4

• Somos responsables
"A griegos y a no griegos, a sabios y a no sabios soy deudor" (Romanos 1:14)

• El Gozo de la Prueba
¿Una contradicción?

Santiago 1:2-4,12

• Una gran promesa para todas las muejres
Jeremías 31:22

• Ver días Buenos
Salmo 34:1-22; 1 Pedro 3:10-12

• Mejor Es
Eclesiastés 7:1-8

El Valor de un solo Dedo
1 Corintios 12:14-20

Cosas sin importancia que importan
Juan 13:3-17

El Plus del Perdón
Jeremías 31:31-34

Yo Soy La Resurrección
Juan 11:25-27

La influencia de la Biblia
2 Reyes 22:18-19

La Voluntad explícita de Dios
Hebreos 10:35-36

Las Marcas distintivas de los Hijos de Dios
Tito 3:3-8

Nuestra Identidad en Cristo
Colosenses 2:10

Forma de Bautismo: un Derecho de Autor
Marcos 16:16; 2 Timoteo 1:13

Resultados del derramamiento del Espíritu Santo
Isaías 32:13-18

La importancia de lo que es útil
Hechos 20:20

No Temas
Isaías 41:14

La argamasa de Dios para la edificación de la Iglesia
"Si Jehová no edificare la casa,
en vano trabajan los que la edifican"

Salmo  127:1

Las Siete tareas de Cristo
1 Corintios 15:1-11

Cansancio Espiritual
Mateo 11:32



Estructura organizacional
Los Ministerios
Afiliación a la ABM
Informe Mensual de abm

amb

Qué es la Alianza Bautista Mundial?

La Alianza Bautista Mundial es la fraternidad de más de 200 convenciones y uniones que comprenden una membrecía de 38 millones de creyentes bautizados. La Alianza Bautista Mundial se fundó en Londres, Inglaterra en el año 1905 durante el Primer Congreso Bautista Mundial.

Declaración de Misión
Crear una red de trabajo con la familia bautista para impactar el mundo por medio de Cristo.

Declaración de Visión
La Alianza Bautista Mundial es un movimiento global de bautistas para compartir una común confesión de fe en Jesucristo, fuertemente unidos por el vínculo del amor de Dios, para animarnos y fortalecernos unos a otros mientras estamos proclamando y viviendo el Evangelio de Jesucristo en el poder del Espíritu Santo en un mundo perdido.

Metas
1. Unir a los bautistas en todo el mundo.
2. Guiarlos a una evangelización mundial.
3. Responder a las necesidades de la gente.
4. Defender los derechos humanos
5. Promover la reflexión teológica.

Afiliación
Afíliese a la Alianza Bautista Mundial ahora Usted puede ser un socio con la Alianza Bautista Mundial para sostener a los bautistas de todo el mundo en la expansión del evangelio, la respuesta a los necesitados y la lucha por la libertad y la justicia. Las Uniones y Convenciones Bautistas están invitadas a afiliarse con nosotros por medio de esta aplicación.

oficinacentral@ublaonline.org
© 2003 UBLA Unión Bautista Latinoamericana. Todos los derechos reservados
Diseño averis